45 minutos:

Tiempo para el adiós

Tenéis 45 minutos para recoger toda una vida


«Aviso para los habitantes de esta casa:

Tenéis 45 minutos para prepararos para vuestra partida. Vosotros y vuestra familia tenéis que llevar:

  1. Toda vuestra documentación personal

  2. Todas las joyas y objetos de valor

  3. Documentos bancarios, de participación en negocios y propiedades

  4. Mantas, ropa y comida para 8 días. El peso total de todos vuestros bienes no puede pasar de los 50 kgs.»

Esta nota se encontraba en todas las casas del barrio judío de Chaniá la mañana del 20 de mayo de 1944. La orden del ejército nazi era clara y explícita, ya era tarde para huir. Para la tarde ya habían detenido a todos los judíos que vivían en Chaniá  y Heraklio para ser conducidos a Atenas y desde allí, junto con otros miles de judíos de diferentes partes de Grecia, a su último destino: el campo de concentración de Auschwitz.

Los tuvieron retenidos hasta el 3 de junio en la cercana cárcel de Agiá, en la región de Chaniá y el 4 de junio fueron trasladados a la fortaleza de Heraklio utilizada como cárcel por los nazis.

Finalmente, después de días de padecimientos, hambre y desesperación, el 7 de junio fueron embarcados en el puerto de Souda, en un barco de vapor, el Tanais: 340 judíos cretenses, 48 griegos rebeldes de la resistencia y 112 italianos antifascistas que se habían unido al ejército Aliado. ¿Su destino? Juntarlos en Atenas con el resto de prisioneros judíos griegos para conducirlos a la muerte de Auschwitz.

judios chania
sinagoga chania

Pero el barco que los transportaba fue avistado y cercado por el submarino inglés «Vivid», a las 2 de la mañana. A las 3.12 el barco estaba en el correcto punto de mira y lanzaron 4 torpedos. 2 de los torpedos dieron en el blanco y en los siguientes 45 minutos se oyerona otras 4 explosiones en el barco que poco a poco se fue hundiendo hasta los 1.858 metros de profundidad donde se encuentra hoy en día, a 35 millas náuticas de Heraklio. Estos datos fueron probados recientemente por investigaciones realizadas en los archivos de la Marina Real británica, ya que durante años hubo muchas dudas sobre la autoría del naufragio.

¿Qué fue de los prisioneros? Murieron todos ya que se hallaban esposados en las bodegas del barco y les fue imposible huir. Según un informe de la marina mercante griega hubo 50 supervivientes, todos hombres: 30 alemanes y 20 griegos, todos de la tripulación.

Esta es una de las desgarradoras historias que condujeron al exterminio de 67.000 judíos en Grecia en la II Guerra Mundial en las 30 comunidades que había en todo el país.

La mayor comunidad era la de Tesalónica, con 56.000 judíos, en su mayoría sefarditas, es decir, descendientes de los judíos españoles expulsados en 1492. Una rica comunidad que conservó su lengua durante siglos.

Aquí os dejamos una preciosa canción, del grupo Primavera en Salónico, con la intérprete e investigadora griega Sabina Yannatou, que se adentran en la tradición de la música sefardí. Nos despedimos con el recuerdo a tanto sufrimiento, barbarie que parece no tener fin…