LOS 5 IMPRESCINDIBLES DE CRETA

Viajar no es una carrera de obstáculos ni conocer un lugar es una contrarreloj clavando chinchetas en los “puntos más importantes”. Es un abrirnos a un lugar nuevo, para intentar descubrir su interior. Tanto las personas como los lugares tienen corazón y carácter propio y todos necesitan un tiempo y una atención especial para abrirse a la persona que los contempla. De esta forma no hay 2 personas iguales como no hay 2 países iguales o 2 viajes iguales, porque los ojos con los que miramos no son los mismos.

Creta te ofrece sensaciones  y te pide que abras tus sentidos: Paz si te relajas. Aventuras si abres tus ojos. Tiempo si no corres.  Detente un momento y escucha: aire fresco,zumbido de abejas, el susurro del mar sobre los guijarros, hojas de buganvilla movidas por el viento, las notas de una lira al caer la tarde, conversaciones enlazadas unas con otras en un café…

Siéntate y mira a tu alrededor: El azul siempre presente en el cielo, el mar y las montañas lejanas. El blanco de nubes , barcas y casas. Verde de plátanos y castaños. Pardo de tierra y vidas duras, comidas por el viento y el sol. Amarillo de retama y mimosas…

Partiendo de estos principios, no corráis. Las 5 cosas que no os podéis perder de Creta y que encontraréis en vuestro camino son:

TIEMPO

Dedicáos alegremente al arte de “perder el tiempo” para así recuperarlo.  El tiempo corre de manera distinta en el Mediterráneo, y más si la historia lo ha regado con herencia oriental y balcánica.

Los “kafeníos” son los viejos cafés de pueblos y ciudades, pobres, sin una decoración especial, lugar de encuentro, discusiones, decisiones, partidas de tavli, punto neurálgico del vecindario, donde todo se sabe y se filosofa de lo divino y lo humano.

Regalaos una hora sin pretensiones, con un café, un libro, una tarde perezosa, las antenas puestas en las conversaciones de las mesas vecinas… Perded el tiempo en cualquier café de pueblo a la sombra de los árboles y probablemente terminéis siendo parte integrante de un grupo que os “adoptará” para charlar sin mirar el reloj.

Por elegir un lugar, elegimos el pueblo de Archanes, en  la región de Heraklio, por ser uno de los pueblos más bonitos de la región. Un buen lugar para pasear sin prisa por sus calles y practicar el raro arte en nuestros días de perder el tiempo.

SILENCIO

En Creta hay más de 400 gargantas, cada una diferente. Algunas de ellas son facilmente accesibles, otras requieren equipamiento y conocimientos técnicos, unas son verdes y suaves, otras son auténticas heridas en la piedra… Para todos los que quieren viajar a Creta es conocida la garganta de Samariá, la más famosa, o las de Imbros o Agia Irini.

Aquí os proponemos una garganta de las más desconocidas, la garganta de Patsoú, a 30 kms. de Rethimno.

Es un paraíso verde de 5 kms. de longitud que alberga en su interior una pequeña iglesia, cascadas, fuentes, 80 especies botánicas, puentes de madera… un precioso paseo para disfrutar del silencio.

SOLEDAD

Las montañas de Creta son sinónimo de soledad, resistencia ante los invasores y dureza. Sus cumbres de más de 2.000 mts. de altura nos permiten divisar el norte y el sur de la isla, el mar Egeo y el mar de Libia, una sensación incomparable.

En el corazón de las Montañas Blancas, en la región de Chaniá, nos encontramos el refugio de Kalergi, al que se accede desde la meseta de Omalós tras una caminata de hora y media.

Este refugio es un buen punto de partida para explorar cumbres cercanas y es el lugar perfecto para pasar una noche de otoño o invierno al calor del fuego, las conversaciones y muchas veces la música improvisada.

MÚSICA:

Nos encontramos en Houdetsi, un pequeño , tranquilo y bonito pueblo a 22 kms. al sur de Heraklio. En este pueblo se encuentra la escuela de música Laberinto, liderada por Ross Daly, una leyenda local, maestro de la lira cretense. Todo el pueblo vive alrededor de la música. En esta escuela se celebran todos los años seminarios de música modal, balcánica, clásica, mediterránea etc. para músicos venidos de todo el mundo.

En el marco de estos seminarios, cada viernes regalan al público conciertos que son un placer para los oídos. Todos los viernes de verano, a las 9,30 de la noche podemos disfrutar de conciertos gratuitos en un precioso jardín, al lado de la casa-museo del Laberinto.

PLACERES SENCILLOS

Algo que nos encanta de Creta es esto, los placeres sencillos y a la vez impagables.

Un ejemplo de hedonismo humilde y sin pretensiones es el pequeño pueblo de Sougia, al sur de Chaniá.  En este pequeñísimo pueblo encontramos todo lo que alguien pueda desear en sus vacaciones:

Tabernas con deliciosa gastronomía cretense, tomar un café al lado del mar, una buena siesta en una hamaca a la sombra de los árboles, una larga playa de aguas cristalinas, conciertos y música en vivo al aire libre todas las noches, coquetas habitaciones de alquiler o camping libre, para todos los gustos y bolsillos.

sougia

DATOS LEGALES:

Descubre Creta
Fotiní Velegraki-Beatriz Arbeloa Alzueta O.E.
N.I.F. 998215880
Licencia Dirección de Turismo: 1042E70000212301
Ministerio de economía, desarrollo y turismo de Grecia

DATOS DE CONTACTO:

Dirección: Idomeneos, 7 -73132 Chaniá-Creta
Tfnos:
Beatriz 0030 693 95 00 918
Fotiní 0030 694 83 26 285
e-mail: contacto@descubrecreta.com

Síguenos en:

© Copyright 2015-2018 by Descubre Creta

 Información legal, privacidad y política de cookies 

Términos y condiciones de contratación

Formas de pago: Transferencia bancaria, en efectivo, con tarjeta, cartera digital - formasdepago1 masterpass